Rosa María Calaf y Lorenzo Amor, protagonistas de la jornada inaugural del Congreso ACOCEX

Cartagena y el Palacio de Congresos de El Batel acogieron los días 3, 4 y 5 de octubre el Congreso de Negocios y Comercio Exterior de ACOCEX. Los presidentes de ACOCEX, Miguel Ángel Martín y Rafael Cascales, fueron los encargados de inaugurar esta cita anual que ya alcanza su novena edición. En la apertura estuvieron acompañados por el presidente de la Federación de Autónomos ATA, Lorenzo Amor, y el director de Internacionalización del INFO, Fernando Díaz. Amor destacó el aumento de la actividad exportadora de los autónomos y apuntó que 120.000 ya venden productos y servicio al extranjero en nuestro país, lo que significa 6 de cada 100. La tendencia es positiva pero el presidente de ATA consideró que son necesarias rebajas en costes de producción para aumentar la competitividad internacional respecto a nuestros competidores europeos y para que los autónomos españoles puedan continuar la progresión de su actividad exterior. “Es el momento de poner una alfombra roja a estos autónomos y emprendedores”, según aseguró en la inauguración.

El evento en Murcia permitió también acercarnos a la magnífica realidad exportadora de una Región como Murcia, donde este año prevén superar las 5.000 empresas exportadoras y volver a batir el récord de ventas de 10.400 millones de euros alcanzado en 2017. Para el próximo, el Instituto de Fomento (INFO) se ha marcado el objetivo de aumentar la base exportadora regular y centrará sus esfuerzos en África y Asia, especialmente en China. Según apuntó el director de internacionalización del INFO, Fernando Díaz, están trabajando en el desarrollo de “herramientas de prospección, acciones de promoción y un observatorio de los mercados africanos”; mientras que en China se pondrá en marcha un “Asia Desk”, una estrategia de diplomacia comercial para cerrar protocolos sobre la uvao el melón y se persigue incorporar vagones frigoríficos en el tren Yiwu-Madrid para transportar las frutas y verduras de la Región de Murcia.

Bajo la excelente batuta de la periodista Beatriz Triper, el Congreso abordó en esta primera jornada aspectos como la captación de inversiones extranjeras a través de las experiencias de la Región de Murcia, y conocimos la experiencia del Alcobendas HUB Madrid, un ecosistema único en España y con un modelo 360 de apoyo a las empresas para facilitar la inversión y creación de nuevos negocios cubriendo todas las necesidades, desde la localización hasta los tramites, la financiación o la búsqueda de proveedores.

Otro de los ejes temáticos del Congreso durante sus tres días fue la digitalización y los nuevos modelos de servicios y actividad que se están generando en este nuevo mundo global e hiperconectado. Desde el Banco Santander, Antonio Molina, nos acercó las nuevas plataformas digitales para posicionarse no sólo como un servicio financiero sino como una solución global para sus clientes. El blockchain, la banca electrónica para operaciones internacionales o el acceso a más de 2.000 directorios de comercio internacional a través de Santander Trade fueron algunos de los pilares de su conferencia.

Sin salir del ámbito tecnológico, la mañana terminó conociendo las experiencias de digitalización en comercio exterior de la European Open Business School, que gracias a su plataforma de formación online tiene más de 1.500 alumnos en Latinoamérica. Según su director general, Antonio Vázquez, Internet ha permitido a esta escuela de negocios escalar su actividad y presencia internacional sin barreras de tiempo ni espacio. También descubrimos Mundospanish.com, la red de negocios de españoles por el mundo y su actividad de networking internacional entre 2.600 empresas. Una de estas empresas es la importadora filipina La Peñica. Su fundador, el cartagenero Javier Gamboa, destacó la importancia del marketing digital y la creación de contenidos para reforzar la marca en el extranjero e impulsar las exportaciones.

Con esta visión global se dio paso a la gran cita de la jornada: la conferencia de la ex corresponsal de TVE, Rosa María Calaf, que no habló sobre la importancia de conocer las culturas para entender los mercados. La catalana comparó y equiparó el “carácter curioso, inquieto e insaciable” de los periodistas con los exportadores en su faceta común como aventureros y exploradores de nuevos mundos. Calaf destacó la importancia de saber “a qué cultura te diriges” para evitar “bloqueos y muchísima frustración”. Esta intrépida reportera, que ha visitado más de 180 países en sus cuatro décadas de ejercicio profesional, considera que los españoles tenemos “una gran pasión y entusiasmo pero mucho desconocimiento e ingenuidad” al movernos por el mundo. Y lamentó el posicionamiento de la Marca España, ya que como país “no se nos considera puntero en tecnología e industria, sino un punto de servicios, gracioso, simpático, que cae bien…”.

Con Rosa María nos fuimos a la comida de networking y la tarde arrancó con un Skype desde Estados Unidos con Ron Aledo, que nos habló sobre las guerras comerciales y aseguró que las relaciones con la España de Pedro Sánchez se mantienen en buen camino. Y de vuelta a España, conocimos la realidad de los departamentos exportadores y las dificultades que atraviesan dentro y fuera de sus empresas. Éste es el caso de Inmesol Grupos Electrógenos, una empresa que lleva 15 años exportando y ya vende fuera el 80% de sus productos. Su director comercial y de marketing, Ramón Solano, explicó la importancia de la adaptación del producto, el servicio y de la empresa en general, y llegó a reconocer que “si Inmesol no hubiera decidido exportar, hoy en día no existiría por la crisis y la fuerte compentecia en España”. “Hemos sobrevivido gracias a la exportación y hoy en día vivimos de la exportación”, aseveró en su mesa de debate junto a la directora de exportación de Jamones Duríber, Margarita Mencía; la socia de How2Go en Costa de Marfil, Katia Martínez; y el director de Negocio Internacional de Valencia y Murcia de Banco Santander, Adrián Argilés.

Financiación, tecnología, ventas… y qué mejor manera de terminar esta intensa primera jornada del Congreso ACOCEX que jugando con Funtraders, una iniciativa pionera de formación comercio exterior a través de la gamificación. Sus responsables, Lucía Alonso y Ramón Pau, explicaron que con este juego se obtiene “una visión transversal de toda la operativa de comercio exterior”, por lo que es una herramienta adecuada para universidades, centros de formación y también para las empresas en proceso de internacionalización. El juego acabó en tablas y es que lo importante no es ganar, sino aprender en esta especie de “Monopoli de la exportación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *